¿Qué es el convenio de la Haya?

Originalmente es un convenio entre naciones que nace con un objetivo: que cuando hubiera un conflicto armado, se protegiera el patrimonio cultural de un país.

Al parecer, después de la Segunda Guerra Mundial, a muchos países les había “desaparecido” muchos bienes culturales durante la ocupación. Ya sea muebles como cuadros, estatuas o cosas similares, o inmuebles (confiscamos este palacio porque la necesitamos para nuestros fines, y el palacio se queda como un solar).

Pues para proteger todo ese patrimonio cultural en caso de conflicto armado y ocupación, es por lo que unos cuantos países acuerdan en 1954 en La Haya, Países Bajos, un instrumento internacional para garantizar que los bienes culturales, muebles e inmuebles, fueran preservados y respetados.

El convenio de La Haya y la Legalización

En 1961 a alguien se le ocurrió una magnífica idea para quitar burocracia a los documentos:

-¿Por qué no hacemos un convenio entre países para que un documento sea legal entre nosotros y nos quitamos de en medio burocracia y papeleo?

Y así nació el “Apostille” o la “Apostilla”. Esto es una marca identificativa por el cual a un documento, de un país firmante de este acuerdo, se le ponía una anotación y ese mismo documento tendría una validez en otro país que hubiera firmado el convenio. 

Por ejemplo: uno puede tener un título universitario firmado en España por su Majestad el Rey, por el rector de la universidad y todo el que sea necesario, pero  si quiere trabajar en Marruecos (país firmante del convenio de La Haya), necesita “Apostillar” el título universitario, para que en Marruecos tenga validez también.

Y, ¿en qué idiomas se puede hacer esa anotación en el documento?

Pues se puede hacer en el idioma original del país, en nuestro caso castellano, y podemos hacerlo en francés también. Eso sí, si el documento está en castellano y lo vas a presentar en un país de otro idioma, tendrías que traducir el texto para que lo entiendan. ¿Lógico, no?

¿Para qué sirve realmente apostillar un documento?

Para muchas cosas en realidad. Seguimos con el ejemplo para la legalización de títulos académicos.

Imagina de nuevo que vas a vivir a Cabo Verde porque tu pareja resulta que es de allí y tú quieres trabajar de eso que estudiaste en la universidad. Pues necesitas apostillar tu título.

Pero, ¿y si quisieras casarte con ella? Pues mucha de la documentación española, para que valga allí, también tiene que llevar el apostillado correspondiente. Es bastante más sencillo y rápido que otros trámites que quizá también puedas hacer.

Otro ejemplo: quizá necesites demostrar ante las autoridades que tú nunca has cometido ningún delito. Claro, no vale con decir que eres una buena persona y ya está, necesitas un certificado de delitos penales. O sea, tu país de origen tiene que certificar que eres realmente bueno, en ese sentido.

Hacemos los trámites adecuados para conseguir nuestro certificado y después de eso hay que presentarlo en el país de destino. Para que sea realmente válido, necesita la apostilla correspondiente del Ministerio de Justicia en este caso y estar en el idioma del país donde lo vayas a presentar. Como decía antes esto es lógico, ¿de qué valdría presentar un documento en castellano a alguien que no entiende tu idioma? De nada. Por eso la traducción del certificado también es muy importante.

Conclusiones

Podemos decir que la Apostilla es un gran invento. Nos quita de hacer la burocracia de nuestros certificados y trámites. El proceso de Apostille realmente no es tan fácil, requiere que nos demos algunos paseos por algunas administraciones públicas y eso no siempre es sencillo.

¿Y qué ocurre si nuestro país de destino no es firmante del convenio de La Haya? Primero consulta aquí el país en cuestión.

Si no aparece, ponte en contacto con nosotros en nuestro sencillo formulario y te ayudaremos rápidamente con tu trámite.

1 comentario en “¿Qué es el convenio de la Haya?”

  1. Pingback: ¿Piensas trabajar en el extranjero? Legaliza tu título - Visados y Trámites

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *